martes, 7 de febrero de 2012

El Mejor Batman de Todos (4° parte).



    La cuarta y última serie a la que le dedico esta serie de artículos, terminó de emitirse tan solo a finales del año pasado, llegando a poseer 65 episodios a través de tres temporadas (la misma cantidad de capítulos que The Batman, su antecesora); sin embargo cuando se creía que el programa daría a la luz muchos más capítulos y temporadas, en especial gracias a que las dos primeras tuvieron 26 y 24 episodios respectivamente, el show fue cancelado de manera inesperada.
    Conocida en Latinoamérica como Batman el Valiente, se encuentra inspirada en una colección antigua de revistas de DC homónima, caracterizada por contar historias de duplas o equipos de superhéroes que luchaban en conjunto contra enemigos y amenazas a las que en solitario no podían enfrentar.   La publicación apareció en 1955 y terminó de editarse en el año 1983.  Alcanzó nada menos que 200 números y a partir del número 67 Batman fue quien llevó la batuta dentro de sus páginas, luchando contra el mal apoyado por el resto de los personajes de DC Comics.  Por lo tanto la serie rinde tributo y se inspira en esta colección, centrándose en el encapuchado de Ciudad Gótica, quien hace alianza junto a otros superhéroes en su cruzada.
    Es  así como a lo largo de su desarrollo desfilaron un montón de personajes, superhéroes y villanos, como nunca antes se vio en las series mencionadas (salvo en la Liga de la Justicia, pero ésa es otra historia), destacando en especial varios de ellos a los que se les dio mayor protagonismo, como lo son Acuaman, Flecha Verde, Bicho Azul (pero siendo este el tercer superhéroe en usar este nombre: el adolescente latino Jaime Reyes, si bien el segundo y más popular Bicho Azul, Ted Kord, salió brevemente en la primera temporada y ya recién en la segunda contó con un emotivo capítulo donde tuvo el protagonismo que se merecía), Tornado Rojo y el Linterna Verde Guy Gardner, Wild Cat (llamado Lince en el doblaje latino), Plastic Man y al icónico grupo de los Outsiders, que en su origen en el cómic fue liderado por Batman.  De este modo, gracias a esta serie los fanáticos por primera vez pudimos ver caracterizados a muchos de los personajes que por años no tuvieron espacio dentro de las animaciones televisivas.  En todo caso, una de las ideas del programa fue potenciar  a muchos de estos personajes considerados para algunos secundarios o de menor importancia, para acercarlos al público general y de ese modo provocar interés por ellos (y claro, subir las ventas de las propias historietas con sus aventuras).   Recién en la tercera y última temporada aparecerían por fin los otros dos grandes personajes de DC, con lo que entonces la llamada “Trinidad” estaría completa: Wonder Woman y Superman.
    En cuanto a la versiones de gran parte de los personajes usados en Batman the Brave and the Bold, estos son representados bajo la imagen que los caracterizaba en las décadas del 50 y 60, es decir, durante lo que corresponde en parte a la llamada “Edad de Plata” de los cómics.  De este modo, tanto en su personalidad, como vestuario y estética en general superhéroes y villanos tienen acá una imagen retro.  Así es como el Batman de esta serie usa su antiguo traje con los colores plomo y azul, Acuaman no lleva barba, ni menos posee un arpón en reemplazo de una mano perdida (y además es risueño y hasta ingenuo, a diferencia de la variante desarrollada a partir de la etapa guionizada por Peter David, donde lo vuelve hosco, irónico y casi xenófobo), Flecha Verde también usa el pelo corto y nada de vello facial, el Guasón es cabezón, Gatúbela no es aquí la antiheroína de buen corazón, si no que es despiadada y viste el vestido ajustado con el que se le conociera otrora, el alienígena Déspero lleva su cresta en forma horizontal y no vertical como en su etapa post Crisis…y así muchos más.
    Sin embargo también aparecen personajes muchos más recientes, como lo son el popular Astro Dorado y Jaime Reyes, el Bicho Azul 3.  En el caso de este último, el personaje sirve para desarrollar la idea de Batman como inspiración de héroes más juveniles e inexpertos, convirtiéndose Batman en su modelo a seguir, elemento también trabajado en el programa bajo el grupo superheroico de los Outsiders; a Plastic Man Batman también lo toma bajo su tutela.  Este idea de Batman como maestro de otros paladines de la justicia, aparte de su relación con Robin (que acá sigue siendo el siempre utilizado Dick Grayson), muestra al Cruzado de Ciudad Gótica como a un justiciero que en muchos aspectos supera a sus compañeros, por cuanto estos requieren de su persona para complementarse mejor y tener un referente al cual seguir para perfeccionarse.
    Otro aspecto a considerarse en la serie, es su estética llena de colores vivos y donde los personajes en sus contornos son remarcados con una gruesa línea negra, que realza sus figuras.  Destacan en los cuerpos humanos las formas cuadradas, lo que en conjunto con lo anterior les otorga un mayor aspecto de caricaturas.
    El modo de cómo se desarrollan los guiones, es a partir de dos segmentos que se dividen en una pequeña historia de a lo más un par de minutos y luego de los créditos iniciales que le siguen a esta primera parte, la historia central que en el mayor de los casos no tiene relación con el primer corto; esta aventura principal y más extensa es la que otorga el titulo al capítulo, el cual siempre lleva un signo de exclamación.  Es así como ambos segmentos del show poseen sus propios superhéroes e historias durante la mayoría de los episodios.  Si bien estos poseen un carácter autoconclusivo, hay unos cuantos que corresponden a historias relacionadas entre sí, capítulos dobles e incluso en la segunda temporada hay una historia tratada en dos partes titulada The Siege of Starro!; acá Batman y un gran número de superhéroes se enfrenta a la diabólica estrella alienígena gigantesca e imperialista Starro, conocida como el primer enemigo al que se enfrentó en los cómics la Liga de la Justicia (apareciendo en repetidas ocasiones y encarnaciones en las historietas de este supergrupo y en el caso de las series animadas de Batman, sólo en la tercera temporada de Batman del Futuro).  Respecto a este enfrentamiento con el equinodermo conquistador, durante la segunda temporada de Batman the Brave and the Bold en los episodios anteriores a dicha aventura en dos partes, se estuvo preparando esta batalla en los primeros segmentos del show, al mostrar cómo los distintos superhéroes iban cayendo bajo el control mental de la criatura.
    En cuanto a los argumentos mismos del programa, estos se caracterizan por ser historias donde la espectacularidad y las grandes batallas entre superhéroes y criminales abundan, puesto que la aparición de una gama tan grande de personajes permite que como nunca antes en las series animadas de Batman la aventura y la acción primen por sobre las tramas de carácter más psicológico y detectivesco; todo esto en parte porque muchos de los enemigos que aparecen corresponden a las galerías de villanos de otros superhéroes, de modo que los guiones llevan a Batman a luchar en el espacio contra alienígenas, en el pasado, en ambientes mágicos u otros.  El humor abunda en la serie, pero menos mal no es infantil y está pensando de tal forma que a chicos y grandes agrade como en las series de Timm/Dini.  Dentro del desarrollo de la serie, se quiso alejar  de la imagen oscura y atormentada de Batman, en beneficio de uno mucho más sociable y dispuesto a regalar una sonrisa, sin dejar de lado su brillantez, sólidos valores morales y dotes de líder.   Los mismos argumentos del programa que privilegian los elementos más imaginativos y estrafalarios del universo DC, permiten jugar con el personaje de Batman y hacer una que otra alusión a los propios cómics; de este modo, por ejemplo, en más de una ocasión se ve a Batman usando trajes diferentes al típico que lleva en el programa, siendo estas vestimentas más que similares a las usadas en los distintos elseworlds del personaje (estos elseworlds son cómics ambientados en realidades alternativas que cuentan historias donde al superhéroe se le hace vivir una vida muy distinta, a diferencia de la que se muestra en los cómics de la continuidad y/o canon del UDC) o trajes propios de los cómics de la Edad de Plata y hasta de la Edad de Oro; a su vez estos cambios de traje tienen relación con el capítulo mismo, como además versiones alternas de Batman que aparecen en él.
    Considerando que en el programa prima la espectacularidad por sobre las temáticas más profundas e intimistas (lo que en todo caso no le quita valor, ya que sólo que corresponde a otra visión de Batman y no tiene por qué ser igual que las series anteriores), los guiones dejan de lado las tramas que tengan relación con el mundo más real, con el ser humano cotidiano y todo lo más dramático, como lo son las problemáticas sociales.  Por ende, los episodios no abordan la vida de los superhéroes fuera de sus labores como tales, incluyendo sus relaciones con “civiles”; es así como la figura de Bruce Wayne recién viene a aparecer hasta la segunda temporada (primero lo hace a manera de recuerdo para mostrar el famoso incidente que le costó la vida a los padres de Batman, lo que lo llevó a convertirse en lo que es; luego el propio Bruce Wayne toma mayor relevancia mostrando esta faceta cívica del Caballero de la noche).  A su vez un personaje tan importante en los cómics y las otras series ya vistas en estos artículos, como lo es nada menos que Alfred Pennyworth, también recién aparece durante el segundo año de la serie (hasta antes sólo se le había nombrado).
    La serie contó con capítulos memorables en sus tres temporadas y se espera al menos saquen un largometraje animado basado en ella, tal como se acostumbró hacer con los programas anteriores dedicados al personaje.  Dentro de los episodios que con gusto puedo destacar, se encuentran en la primera temporada Trials of the Demon! Donde aparte de salir el demonio Etrigan y Jason Blood en una historia donde se explica el aterrador origen del Caballero Fantasma, Batman lucha junto a nada menos que a Sherlock Holmes y al Dr. Watson, siendo el desenlace inolvidable con las últimas palabras que le dedica Batman al famoso personaje de Sir Arthur Conan Doyle.  Podría nombrar muchos capítulos más de esta primera temporada, pero me quedaré tan solo con Legends of the Dark Mite! y en el cual hace su primera aparición el hilarante personaje de Bat-Mito (el Batiduende de la infantil serie de los setenta), que acá está trabajado acorde a nuestros tiempos que exigen guiones más inteligentes y caracterizaciones verosímiles; el episodio en cuestión fue escrito por el mismísimo Paul Dini, quien nos regaló una historia llena de guiños a Batman mismo y surrealista como ella sola.  De la segunda temporada a mi pesar no puedo decir mucho, pues sólo vi los seis primeros capítulos y de la tercera nada.  Sin embargo en la segunda temporada puedo permitirme mencionar un emotivo capítulo homenaje al primer grupo de superhéroes de DC, me estoy refiriendo a la Sociedad de la Justicia, llamado The Golden Age of Justice! (si bien ya antes habían aparecido en varias ocasiones Wild Cat y Canario Negro); además no dejo de mencionar Sidekicks Assemble!, que aborda el tema de los jóvenes compañeros de superhéroes adultos y donde se observa el destino final de Robin.   Para ser sinceros, las tres temporadas que duró el programa, están llenas de capítulos de antología.
    Pese a su carácter supuestamente más liviano, si se le compara con las series de Timm/Dini, Batman the Brave and the Bold posee una carga dramática inesperada, puesto que en muchos casos los personajes (superhéroes) mueren debido a sus enfrentamientos con los archienemigos que aparecen.  A su vez hay episodios donde si bien no se produce lo anterior, sí la emotividad se encuentra a flor de piel y de seguro a más de alguno le hará sacar una lágrima (como en Chill of the Nigth! escrito por el propio Paul Dini y The Knights of Tomorrow!, ambos de la segunda temporada).
    También es destacable el elemento propio de la comedia musical que de vez en cuando se observa acá, con ingeniosas canciones que hacen que los personajes canten y hasta bailen (memorable es la coreografía y el canto que hacen las llamadas Aves de Presa en The Masks of the Matches Malone!), sin caer en lo ridículo barato y aportando al verdadero desarrollo de la trama.
    Cabe destacar otra vez el uso en el programa del personaje de Batmito, siendo que los episodios donde aparece son algunos de los mejores, provocando una hilaridad como nunca se vio en una serie de Batman; aparte de la primera aparición ya mencionada de este ser de la Quinta Dimensión, no se puede dejar de recomendar Emperor Jojer! (idea tomada de un famoso cómic de Superman) y en especial Bat-Mite presents: Batman´s Strangest Cases y donde adaptaron algunos de los cómics más bizarros de Batman.
    Ligado al propio Batmito, no se puede dejar de lado el último capítulo del programa donde por primera vez en una serie de superhéroes animada hubo un verdadero episodio final, que así mismo se mostrara como tal.  Es así que Mitefall! concluye el programa de una manera increíble, que mezcla tanto risas como emotividad.  El nombre de este capítulo está tomado de una historieta que parodia la célebre saga de La Caída del Murciélago y donde Batman-Azrael se enfrenta a inigualable Batmito.
    En cuanto al éxito y la calidad del programa, esto se debe en parte a la genial decisión de contar con el trabajo de guionistas consagrados y cuyos trabajos en los cómics mismos es ya reconocido, como el ya mencionado Paul Dini, quien seguiría con sus aportes con posterioridad.  Es así que en la misma primera temporada J. M. DeMatteis contribuyó con dos grandes capítulos, volviendo a escribir en los siguientes años de emisión;  por último una de las pocas mujeres guionistas de cómics, Gail Simone, cuya labor en las historietas es altamente considerada y recomendable, escribió el capítulo de final de la segunda temporada.

    Aprovechando el éxito del programa en un comienzo, se lanzó una versión en cómic de éste, con historias originales.  Si bien la colección The Brave and the Bold era mucho anterior al programa, ahora el cómic antepone la palabra Batman a las revistas, usando el logotipo de la serie.  A su vez estas historietas poseen la misma estética del show, usando los mismos diseños de personajes para la TV.
    La edición en DVD y Blue-ray de esta serie resulta bastante irregular y acá en el “poto” del planeta es más que difícil conseguírsela, de modo que uno debe recurrir a tener episodios sueltos y/o bajarla de la red o comprar ediciones “custum” o pirateada/clonada (como lo que tuve que hacer para conseguirme completa la serie).  Tal y como están tomando la pésima costumbre en USA, han sacado primero ediciones de un disco y con muy pocos capítulos (a veces incluso con 4 miserables episodios); también han editado packs con la mitad de las temporadas y existen ediciones completas con las temporadas en su totalidad, pero conseguirse algo así por acá…más fácil encontrarse un unicornio o un yeti (a menos que uno lo compre por Internet).  Mucho menos pensar en que saquen ediciones en Zona 4 con todo el material adicional subtitulado, que en este sector de la galaxia ni siquiera la Liga de la Justicia llegó así y Batman del Futuro quedó sólo en la segunda temporada (si es que uno, como quien les escribe, tuvo la dicha de encontrarse con las ediciones mexicanas).  De toda esta tanda de series animadas DC, sólo Batman la Serie Animada y Superman la Serie Animada se encuentran con relativa facilidad en las tiendas.  Espero en un futuro cercano los distribuidores se den cuenta del ¿gran? mercado potencial que tienen en Latinoamérica y alcance algo para Chile.
    Considerando todo lo anterior, esta última serie resulta ser una obra que en su particular forma de retratar al Señor de la Noche, permite verlo como tan sólo se le pudo apreciar en la serie de La Liga de la Justicia.  A su vez se agradece que haya permitido desplegar a tanto personaje DC que antes nunca se le pudo ver animado y menos en la televisión.  También es significativo el hecho de que en su corte más familiar y/o infantil, la serie acercara a los públicos de menor edad al fantástico universo DC.


9 comentarios:

  1. profundo analisis, ademas cabe destacaar que en esta serie una intencion posible seria demostrar lo fundamental que es batman en el universo DC, puesto que en la serie podemosver como batman lleva la batuta en la lucha contra villanos junto a otros heroes que por cierto reciben la ayuda del cruzado encapotado, otro punto es el integrar personajes no tan relevantes en la animacion como fue blue beetle, entre otros.

    En conclusión con el resto de las partes del mejor batman de todos, no podria definir cual es el mejor, pero si se creara una serie animada basada en lo mejor de cada una tendriamos una obra maestra.

    atte. fabian

    ResponderEliminar
  2. De esta serie he visto solo la primera temporada, y personalmente no es de mi total agrado, prefiero cualquiera de las otras que has analizado. Me pasó que con tanto paseo por personajes no hay mucho tiempo para el desarrollo de los mismos, pero claro no se puede culpar a la serie de eso pues así parece estar concebida. Lo más rescatable me parece tu último comentario: " en su corte más familiar y/o infantil, la serie acercara a los públicos de menor edad", lo que no es poco pues así nos aseguramos de tener al caballero nocturno (nombre que claramente no se deduce de esta serie) por más tiempo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Solo vi la primera temporada y poco a poco le tomé cariño por lo que tu dices porque es un buen homenaje a la edad de plata del cómic que de alguna manera me vio nacer a las historietas.

    ResponderEliminar
  4. Sus diseños son bastante simplistas, como mencionaste, son para enganchar a un publuco de edad baja, es decir, a las nuevas generaciones, de hecho he visto variados productos de est serie, como globos, poleras, juguetes, etc.

    Como serie y conceptualmente es una gran aporte, ya que como vemos, integra personajes jamas antes hecho, escepto como se logró en la liga de la justicia, como Green arrow, Plastic-man, Guy Gardner, entre otros, ademas ezpresar como dije en un comentario anterior, como funciona batman como pilar para el resto de los heroes del universo DC, mostrando su superioridad cmo heroe, siendo asi un modelo a seguir para los demas personajes, incluso para la llamada "triada".

    Atte. Fabin Ibarra.

    ResponderEliminar
  5. Quizás como te diste cuenta, amigo, le hice unas cuantas mejoras a este texto la semana pasada, luego de que por fin me vi la serie completa (y que tuve el gusto de comprármela). Sinceramente, considero que esta serie es mucho mejor que "The Batman". Ahora habrá que esperar qué tan buena resultará ser la nueva serie que están por estrenar.

    ResponderEliminar
  6. esta serie me encanta, yo no creo que este dirigida a un publico infantil, mas bien, esta dirigida a los fans de DC, a pesar de que esta mallormente basada en la edad de plata, tiene muchos guiños a otras epocas.
    personalmente, la edad de plata no es de mis favoritas, pero esta serie supo tomar lo mejor de esa edad.
    A quienes no la hayan visto, deben darle una oportunidad, pero para poder disfrutarla plenamente nesesitan tener cierto conocimiento en la historia de DC

    ResponderEliminar
  7. Me honras, Víctor, pasando por acá y más encima dejando un comentario tan interesante como el tuyo. En realidad esta serie era formidable y es para lamentar su breve vida (como dice el dicho: "De lo bueno poco". Espero te sigan entusiasmando otros textos del blog (aprovecharé de ver tus páginas),

    ResponderEliminar
  8. De ésta última versión animada de Batman solo he visto capítulos sueltos y es la que menos me gusta porque refleja la etapa de los cómics de Batman desde sus inicios en los años 40 hasta la década de los 60 donde las historias de Batman no seguían un hilo argumental eran historias autoconclusivas y algunas historias eran de lo más surrealista y absurdo fue a partir de la década de los 70 cuando empezaron a hacer mejores historias de Batman y ya a partir de la década de los 80 con el Batman de nueva tierra por fin sus historias tenían un hilo argumental y donde salieron las mejores historias de Batman como año uno, año dos, la broma asesina o el largo Halloween con todo esto me estoy refiriendo a los cómics.

    ResponderEliminar
  9. Fíjate que la encuentro superior a "The Batman" y tengo amigos que piensan igual. Humildemente creo que le deberías dar su oportunidad, que tuvo grandes guionistas y sus team-ups eran soberbios. Para ilustrarte mejor, hay un episodio muy emotivo en el que el Espectro y el Fantasma Errante debaten acerca del alma de Bruce Wayne. Por otro lado, la serie de episodios dedicados a la invasión de Starro es genial y además muere un personaje de forma muy heroica.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...