sábado, 15 de febrero de 2014

La evolución dramática de "The Walking Dead".


    Basada en la serie de novelas gráficas homónimas, que ya hace rato superó el número 100, creada por Robert Kirkman e ilustrada originalmente por Tony Moore, quien luego fue reemplazado por Charlie Adlard,  The Walking Dead es un exitoso show televisivo de drama y horror acerca de un grupo de sobrevivientes  del llamado “Holocausto Zombie”; estos deben luchar por mantener la cordura y su humanidad,  luego de la catástrofe que se ha cernido sobre la tierra.  De este modo a lo largo de la serie, que ya está por terminar su cuarta temporada, los protagonistas se ven enfrentados a una serie de peligros que no solo corresponden a los muertos vivientes que deambulan en verdaderas jaurías, si no que también a otros males, más bien ligados con la misma naturaleza del ser humano.
    Su tercera temporada logra aumentar la tensión argumental, así como el desarrollo psicológico de sus personajes, tanto en sus conflictos interiores, como en el desenvolvimiento entre ellos.  Todo al punto de que a lo largo de sus 16 episodios, consigue superar con creces lo visto con anterioridad; no está demás decir que esto es posible gracias a la posibilidad de tener una temporada más extensa (la primera sólo contó con 6 capítulos, mientras que la segunda ya subió a 13), como también al hecho de que su arco argumental en general generó mayores posibilidades dramáticas y todo ello gracias a la incorporación de un especial antagonista (léase enemigo y/o villano); de tal modo éste permitió que los héroes de la serie se viesen sometidos a circunstancias inesperadas como nunca.
Edición de coleccionista de la 3° temporada
en blu-ray.
    Si las dos primeras temporadas se encargaban de adaptar los dos primeros arcos argumentales del cómic respectivamente, la tercera temporada por ser más extensa que sus predecesoras, utilizó como fuente los volúmenes tercero a octavo de las historietas.  Es así cómo al finalizar la segunda temporada, se vio al grupo liderado por el oficial de policía Rick Grames a las puertas de una prisión, que bien podía significar para ellos la posibilidad de un lugar donde vivir en paz y seguros, tras deambular por meses evadiendo a los muertos caminantes; a su vez el carismático personaje de Andrea se extravió y justo cuando se creía que sería comida por los zombies, se mostró su salvador encuentro con Michonne, quien en esa breve escena en la que se le muestra de espaldas, logró acaparar desde un principio la atención del espectador.   Pues bien, es así que este tercer año de producción gira en torno a la estadía de los protagonistas en su nuevo hogar; no obstante cuando pensaban que por fin podrían dormir tranquilos, se las tienen que ver primero con un puñado de antiguos reos que en apariencia no son de fiar y luego, para rematar, con el dirigente del pueblo vecino; este último se hace llamar el Gobernador, el cual a su vez hace ver a los suyos que los habitantes de la cárcel deben ser controlados o más bien eliminados para la seguridad de su supuesta idílica comunidad.  Por lo tanto, si anteriormente los protagonistas debieron sortear los avatares del nuevo sistema de las cosas (con muertos vivos y carencias permanentemente tocando la puerta), ahora se suma a sus preocupaciones la maldad humana, mucho más impredecible y mortal que el típico zombie lento y fácil de eliminar.
     De este modo los protagonistas deben luchar para mantener lo que han conseguido, pero a su vez su lucha se transforma más que nunca en una batalla espiritual; el conflicto se agrava, porque además les corresponde lidiar contra sus propias flaquezas, al tener que defender los valores morales con los que han crecido y que en el mundo trastornado en que se ha vuelto su entorno, pareciera que ahora son obsoletos.  Por ende, cada personaje debe vivir a su manera la adaptación al nuevo sistema de las cosas; todo esto implicará en cada caso, una transformación que poco a poco los llevará a convertirse en sujetos distintos hasta cierto punto, de lo que fueron cuando comenzaron sus tragedias personales. 
    Paralelamente a lo transcurrido con quiénes se han mudado a la penitencería, el programa se detiene en lo que ocurre en el pueblo de Woodbury, liderado por el siniestro Gobernador; éste es un hombre que tras su facha bonachona, esconde a un sujeto psicótico y con arrebatos de gran violencia (aparte de manipulador y vengativo, entre otros defectos).  El Gobernador se rodea además de un grupo de sujetos que creen todas sus mentiras y que están dispuestos a eliminar a quienes piensan que son una amenaza para el lugar, el cual además se acerca a una especie de antiutopia (es decir, una sociedad en apariencia perfecta, pero que esconde una serie de males que la hacen convertirse en una verdadera dictadura).  Es así como sus dirigentes controlan la entrada y salida de la gente de forma autoritaria (implementando ciertos tipos de actividades en secreto o públicas, que no podrían llamarse propias de alguien sano).  A este lugar llegan “por accidente” Andrea y Michonne, quienes durante casi 8 meses deambularon solas y que ahora deberán enfrentarse cada una a su modo a las ambivalencias de Woodbury.
    Dentro de la evolución de los personajes, se puede apreciar en el principal, Rick, su paulatina degradación física y espiritual; esto debido al peso que cae sobre él al verse como el primer responsable de la seguridad de los suyos, sintiéndose culpable por cada una de las desgracias acaecidas.  Es entonces que en determinado momento de la temporada, el dolor llega a ser tan grande, que Rick termina por evadirse del resto, incluso de su propia familia, y cae en un estado de locura.  En cuanto a la presencia física del personaje, destaca la labor del actor que lo interpreta, el guapo Andrew Lincoln, quien acá se ve flaco y demacrado, con barba descuidada y ya no se le presenta como alguien sexy. Cabe hacer notar además el contraste que hay entre éste y el Gobernador, puesto que ambos son las cabezas de sus grupos, pero cada uno actúa de forma distinta a la hora de liderar a su gente (lo que tiene relación además con sus propios propósitos, ya que mientras uno quiere servir y proteger a su comunidad, el otro sólo desea poder y control absolutos).
   
Michonne en carne y hueso...y sus "mascotas".
En cuanto a la incorporación de nuevos personajes, sobresale la aparición de los ya mencionados Michonne y el Gobernador, quienes entre sí mantienen un antagonismo que convierte sus enfrentamientos y disputas, en algunos de los mejores momentos del show; a su vez mientras en un principio se ve a Michonne como a una mujer misteriosa y críptica, de quien se puede desconfiar por su actitud reservada, el Gobernador parece en primera instancia un buen tipo, hasta que se saca su careta y expone lo más turbio de su corazón (con una que otra señal de crueldad e insanía, que lo llevan a equipararse a los grandes malvados de las historias clásicas). A su vez en el programa se optó por darle a éste un aspecto mucho más engañoso que en el cómic, donde el Gobernador no es para nada el hombre apuesto y seductor que en la televisión se presenta.  En cambio en el caso de Michonne, relevante para conocer su verdadera personalidad, es saber que cuidó durante largo tiempo a Andrea; de este modo le dio un ejemplo de amistad incondicional y de valor, que luego le daría a ésta la inspiración para enfrentarse de forma más aguerrida a las vicisitudes de la vida (a tal punto que la misma Andrea en esta temporada, se convierte en una mujer de acción como nunca y a la vez en otro de los personajes entrañables para los seguidores).  No se puede olvidar acerca de estos dos potentes nuevos personajes, que considerando sus particulares personalidades, existe sobre ellos una gran incertidumbre respecto a su pasado, ya que de ambos apenas se sabe sobre su vida (sobre Michonne sólo un detalle es descubierto y de su propia boca, mientras que del Gobernador lo que llega a saberse demuestra con mayor evidencia su personalidad errática).
    Volviendo a Michonne, ésta corresponde a una joven afroamericana de exótica belleza, quien cuando hace su aparición, lo hace junto a sus dos zombies encadenados, a los que les ha arrancado los brazos y las mandíbulas (el significado de esto se explica más adelante); a su vez Michonne lleva consigo una espada japonesa, la que usa con maestría de samurai.  Como ya se afirmó antes, su reservada personalidad al principio despierta sospechas a algunos, más todavía por sus propios problemas para confiar en el prójimo y su supuesta falta de elocuencia; no obstante Michonne, tal como el mismísimo Gobernador, logra sorprender con lo que a lo largo de los acontecimientos realiza (claro que en su caso, positivamente).  Michonne posee a su vez una dulzura escondida, que la asemeja al también en un principio arisco Daryl; por otro lado como éste, posee dotes guerreras que la convierten rápidamente en alguien imprescindible para enfrentar cualquier peligro.
     Cabe destacar también el regreso de Merle, el hermano mayor de Daryl y a quien sólo se pudo ver en la temporada anterior en una alucinación de su hermano.  Este hombre de personalidad retorcida, había desaparecido tras su violento encuentro con los protagonistas en la primera temporada; justo cuando se le creía muerto, vuelve como principal lugarteniente del Gobernador.  Ante esta situación, el nuevo conflicto está servido, más todavía debido a la lealtad de Daryl con éste, quien ya cuando se había logrado acondicionar (y hacerse respetar, como también querer) por el grupo de Rick, se niega a abandonar otra vez a su hermano.  No obstante el cambio efectuado en el otrora prejuicioso Daryl, más todo los entuertos provocados por la malevolencia del Gobernador, llevan a Dixon a tomar decisiones que a más de uno lo llegan a sorprender.  Merle en su complejidad resulta ser uno de los personajes más humanos de esta temporada.
    Con respecto al propio Daryl, a lo largo de la tercera temporada, su proceso de conversión en alguien más tratable, con la consiguiente aparición de su lado más amable, lo vuelven otro personaje carismático de la serie.  Su relación ambigua con quien antes fuera una mujer débil, Carol, le permite a Daryl aprender que necesita del afecto de los demás (no queda claro aún en la serie, si su cercanía es porque la ve como a la madre afectuosa que nunca tuvo o porque sus sentimientos son más de carácter romántico).  Entre medio de estos capítulos, se descubren varios detalles acerca del pasado de Daryl, con lo que se sobreentiende mejor su conducta.  El reencuentro con la figura paterna beligerante que viene a ser su hermano, lo lleva a madurar aún más y a enfrentar por fin sus propias taras, al punto de resolverlas por fin.
Michonne "Afrosamurai" de papel.
    Otro personaje que se desarrolla con gran fuerza en esta inolvidable temporada, es nada menos que Carl (interpretado magistralmente por el niño Chandler Rigss), el hijo de Rick.  Quien comenzó en el programa como el típico niño dulce e inocente, a partir de este tercer año se vio enfrentado a una serie de dificultades que lo hicieron perder su infancia y a convertirse en un adulto antes de tiempo.  Ya nunca más se le vio sonreír, ni jugar; al contrario, el pequeño Carl se ve expuesto a duras opciones que lo hacen ser un símbolo de todos aquellos niños, que en la vida real deben crecer rápidamente para que no se los lleve el mundo cruel.  Varios son los momentos en los cuales Carl hace notar al hombre que ya hay en él (escenas duras que no dejan impávido al público); sin querer hacer spoiler, algo que se puede contar, es cuando como hijo, confronta a su padre para que acepte sus propias obligaciones.
    Tampoco se puede olvidar al patriarcal Hershel, el dulce anciano que forma parte del grupo de Rick y que se unió a estos junto a sus dos hijas en la temporada anterior.  Resulta gratificante ver cómo éste llega a transformarse en la conciencia para varios de su grupo, aportándoles con su sabiduría la cordura necesaria ante las difíciles acciones, que en más de una ocasión deben tomar.  También destacan sus especiales relaciones con Rick y Glenn, la pareja de su hija mayor, a quienes ve como a hijos.  Queda claro que Hershel se vuelve en otro miembro valioso para su colectividad.
    Varios personajes más aparecen por primera vez en esta temporada, siendo la mayoría de ellos individuos que aún cuando sus presencias resultan fugaces, se quedan en la memoria del espectador.  Esto viene a ser una virtud de los guionistas y de los actores que los interpretan, ya que logran desarrollarlos con una humanidad que los hace creíbles y cercanos a la gente.
    Muchos momentos de esta tanda de 16 episodios resultan memorables, por no decir emotivos en extremo; no obstante no se puede dejar de lado, el capítulo en el cual Rick por fin llega a reencontrarse con el hombre que le salvó la vida, poco después de que despertó de su coma en la primera temporada.  Es así cómo esta esperada, pero dolorosa reunión, se convierte para el protagonista en un reflejo del propio drama en que se ha convertido su vida: pues ambos sujetos han sufrido graves pérdidas.  Al suceder todo esto, Rick logra despejar en parte sus propios demonios interiores, al punto de asumir que él y quien pudo ser su amigo, han tomado rumbos diferentes.  A su vez en este capítulo, Michonne comienza a dejar de lado su hermetismo, de modo que por fin logra establecer verdaderos vínculos con los otros.  En más de un momento Clear (Limpio), que así se llama el episodio, no deja de llegar a las fibras más sensibles del corazón del espectador.
    Por último, la misma prisión en la que viven los protagonistas, como el pueblo de Woodbury, llegan a ser lugares tan reales, que logran su propio protagonismo.  A su vez se encuentran diseñados con dedicación en sus detalles, teniendo incluso varios exteriores que los hacen parecer más reales que nunca; por otro lado, entre ambos lugares, uno donde pese a las carencias y a su función original, el bien prevalece, y otro lleno de colorido y limpieza que tapan su verdadero rostro, se da una especie de contraposición que va desde los aspectos ya mencionados, a la forma de cómo se dispone la luz cuando la acción se desarrolla en uno u otro lugar.
    En resumidas cuentas, lo que se presente en esta tercera temporada, es una serie de dramas individuales, ligados por una odisea física e interna en común; todos ellos llegan a tales  niveles de emoción, que resulta difícil no sensibilizarse ante los infortunios y actos heroicos de los protagonistas.  En este sentido la idea del sacrificio para lograr un bien mayor, se hace evidente en su máxima expresión en más de una ocasión, demostrándonos que no importa cuán difícil puede resultar la existencia, uno no debe perder sus principios y lo que es más importante, siempre debemos confiar en los demás (pues somos criaturas sociales y nos completamos en la medida que crecemos en comunión con otros).  La sangre y la truculencia abundan a lo largo de estos 16 episodios, no obstante es ante el dolor de los personajes y en especial las pérdidas humanas que se producen en su transcurso, que el público se da cuenta que está frente a uno de los mejores programas televisivos de la actualidad.

De izquierda a derecha: Rick, el Gobernador, Merle...y la formidable Michonne.

10 comentarios:

  1. Genial !!!! me hacen querer verla urgente, Se ve buenísima.

    ResponderEliminar
  2. Pues si te gustan las historias novedosas, los zombies y el gore...no puedes dejar de verla ¿Qué estás esperando? Por cierto, gracias por pasar acá y escribir.

    ResponderEliminar
  3. *Te respondo el comentario que hiciste en mi blog*
    Me alegra muchísimo que vayas a leer Los Juegos del Hambre. Lo malo es que hayas visto las películas antes pues, para mí, la primera fue horrorosa (estropearon el libro, pobrecito mío) y no me gustó nada. La segunda fue muchísimo más fiel al libro, pero no dejó de ser una adaptación y nunca es lo mismo. Espero que disfrutes leyendo los libros, por que a mí me entusiasmaron (y a Rebeca también, que fue quién escribió la reseña que leíste). Te recomiendo que los leas en poco tiempo, por que si esperas mucho a leer cada parte terminas olvidando cosas importantes y demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María, por contestar tan rápido y por acá. Te cuento que mis amigos lectores acérrimos de la buena ciencia ficción, encuentran buenas las ideas de estos libros, pero no les gusta su tono tan juvenil (por no decir, escritura sencilla y según uno ellos falta de desarrollo de sus mejores líneas argumentales), pero prefiero hacerme mi propia imagen. Te aseguro que apenas vaya terminando cada tomo tomo, iré escribiendo y publicando mis impresiones.

      Eliminar
    2. ¡Ya verás! Espero que te guste :) Seguramente notarás que hay varias alusiones a la cultura latina (como el mito del Laberinto del Minotauro, o el hecho de vomitar para seguir comiendo...). Probablemente te choque un poco todo lo que tenga que ver con el romance: es un libro juvenil y es lo que hay; pero no es ni por asomo el tema principal.
      Tu procura no leer muchas reseñas para ir sin ninguna idea preconcebida y poder labrar tu propia opinión.
      Te he nominado a un premio: http://literaturaestrambotica.blogspot.com.es/2014/02/nominada-de-nuevo-al-liebster-award.html

      Eliminar
    3. Muchas gracias por la nominación, pero te tengo una consulta...¿No eran 11 los blogs para nominar y que no importaba el número de seguidores? Espero tu respuesta para iniciar el proceso de "aceptar" el premio.

      Eliminar
    4. No estoy segura. Es como el juego del teléfono, ¡cada uno le cambia algún detalle y al final se cambian condiciones! Tú hazlo si quieres y ya ;)

      Eliminar
  4. Me encanta esta serie , siento si que al pasar las temporadas se ha situado más en sobrevivir que las historias de principio que era psicológicamente fuertes y además de el tema Zombi, me imaginaba que haría yo ese caso morir yo creo, parece jajaaja pero extraño el componente humano de la serie ,ejemplo cuando apareció la niña en la granja Sofía, fue fuerte. excelente final ahora parece una serie tipo Terminator

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una gran deuda con esta serie, que desde la fecha en que escribí este post, no he visto más de ella ¿Has visto la serie que salió a partir de ella y que es una precuela? A ver si pronto me pongo al día...¡Hay tanto para ver y escasea el tiempo!

      Eliminar
    2. muy lenta y como media pobre al lado de la original,no me gusto

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...