jueves, 21 de diciembre de 2017

El increíble regreso de Frank Castle a Netflix.



      Luego de su emotiva y memorable introducción dentro de la segunda temporada de Daredevil el año antepasado, gracias a Netflix, todo el mundo se quedó esperando la prometida serie propia dedicada al antihéroe conocido como el Castigador.  El deseo de muchos pudo ser cumplido hace un mes atrás exactamente, cumpliendo sin dudas con todas las expectativas y demostrándonos además que tras el impase de Puño de Hierro y haber remontado con Los Defensores, con su show sobre el vigilante (¿O justiciero?) de la calavera, Netflix nos entregó lejos el mejor de sus productos Marvel de este 2017 que está ya por terminar.
     El argumento retoma a su protagonista viviendo en el anonimato tras su participación  en el programa sobre el Diablo Guardián, quien ha sido dado por muerto y ahora trabajo como un silencioso obrero de la construcción.  Es así que lo vemos llevando una frondosa barba que lo hace irreconocible y más encima debido a su mutismo, como alguien considerado entre sus colegas como un minusválido mental.  Sin embargo la llegada de un más joven (y hasta cierto punto inocente) trabajador de origen latino, quien cae en las redes de un grupo de facinerosos empleados de la misma empresa, vuelve a sacar a flote al Frank que tanto amamos.  Todo esto y más ocurre en el prometedor primer episodio, que acaba dándonos momentos en los que la adrenalina y la emoción en general quedan como un elemento importante dentro de lo que viene a ser este programa; por otro lado, la violencia perpetrada por los mismos villanos a los que se enfrenta el personaje, así como la misma usada por este (que en su caso no deja de hacer que el público caiga en la tentación de aceptar sus métodos tan drásticos) no deja de resaltar en la pantalla. 
      Pese a todo lo que nos muestra el primer capítulo, que sirve además para ubicarnos dentro de su actual vida al protagonista (convertido en todo un solitario y aún atormentado por sus demonios internos), resulta “engañoso”; puesto que la historia representada en el piloto es tan solo la antesala de lo que vendrá más adelante y donde los villanos de pacotilla a los que se enfrenta aquí el Castigador, en realidad nada son comparados con los criminales que más adelante saldrán.  El socorro entregado al joven latino que hace Frank en este potente capítulo, tiene como importancia no la consolidación de una nueva amistad, aunque sí el llamado a que vuelva a despertar el vengador que hay en Castle.
       Por otro lado, se nos van presentando los nuevos personajes que tendrán su rol destacado en el show, algunos de ellos ligados al pasado de Frank y otros a los que recién conocerá, cuyos destinos se unirán inexorablemente al suyo.   De igual modo nos reencontramos con alguien tan querible como la periodista Karen Page, ex secretaria de Matt Murdock (Daredevil) y pareja de este y a la que conocimos en la serie sobre el Diablo de Hell´s Kitchen; es así que la amistad entre estos dos, queda expresada aún más en los acontecimientos de la serie, con grandes ejemplos de lealtad, en lo que viene a ser una destacable muestra sobre el valor de la fraternidad entre personas de distinto género sexual.  
       No se puede ignorar la detención que hacen los guiones en el pasado de Castle, saltando en el tiempo más allá de la conocida tragedia familiar que lo movió a convertirse en el Castigador.  De este modo se nos presenta su estadía dentro de una fuerza de elite militar en Afganistán (resulta incierta más o menos la época en la que transcurre esto), dándonos importantes antecedentes acerca de la inclinación hacia la violencia del protagonista y sin embargo dejando claro su código ético y fuertes principios, que pese a su faceta más oscura lo caracterizan como un hombre de fiar y sin dudas con una enorme capacidad de amar.  Es entre estos otros hombres de armas que nos encontramos tanto con más personas de fiar, como con otros retorcidos con los que luego se volverá a codear el vigilante.
       Aparte de los altos niveles de violencia gráfica presentes en sus escenas, que no se veían desde Daredevil, debe destacar además cierto grado de erotismo que en todo caso no tiene relación con el mismo Castle, sino que con un par de los personajes secundarios (dejando más que claro de que no estamos hablando de una producción familiar, basada en cómics, como se podría considerar a The Flash).  Tampoco se puede olvidar que esta es la primera de las producciones de Netfix en la que no aparece el carismático personaje de la enfermera Claire Temple (¡Qué para que les voy a mentir, igual se echa algo de menos en escena!), aunque como ya se dijo reaparece otra vieja conocida, así como también nos volvemos a encontrar con otro personaje de antaño (adivinen cuál).
       La trama de esta primera temporada atiende a dos tipos de enemigos a los que debe enfrentarse Frank.  Por un lado tenemos a un “terrorista principiante” (por llamarlo de una forma sin querer caer en el spoiler), quien sin ser en realidad alguien malvado, pero sí una persona desequilibrada mentalmente, en sus motivaciones nos recuerda en algo al propio  Castle: pues ambos son fruto de la violencia que los marcó mientras sirvieron al país como soldados y luego tras el dolor que cada uno pasó, convirtieron sus mortales habilidades en un medio para defender su idea de justicia.  Sin embargo, el peor mal encarnado en seres humanos “sin poderes” al que debe hacerle frente nuestro antihéroe, viene a ser uno conformado por una serie de inescrupulosos ligados al propio pasado de Frank, cuyas iniquidades quedan descubiertas, siendo que además se valen de su posición como supuestos hombres correctos.  Este último enfrentamiento se ve complicado, cuando nos encontramos con un viejo tema que tantas grandes historias nos ha dado: la traición.  
       Si bien las actuaciones de cada uno de los actores que aquí participan resultan bastante notables, no se puede menospreciar la labor emprendida por John Bernthal y quien como Frank Castle/el Castigador, consigue darnos un trabajo que sin dudas supera a su primera participación como este popular personaje de los cómics.  Es así que el artista no solo logra dar con el tipo físico ideal para interpretar este complicado papel (dueño de una presencia física notable que se esperaría de un Frank de carne y hueso, sin menospreciar lo hecho con notoriedad antes por el guapo y aún mejor actor Thomas Jane o Ray Stevenson, tampoco para nada despreciable en su versión de este), si no que demuestra tener el talento suficiente como para darnos a un Castigador que no solo es hábil en las escenas de acción, también es capaz de dar toda una gama de emociones (del humor, a la congoja e incluso a la ternura, por mencionar solo algunas).
       Por otro lado, como es costumbre en estas producciones marvelitas de imagen real hechas por Netflix, se realizó un hermoso título de créditos de apertura y que como era de esperar en este caso no deja de estar en tono con la estética y la temática propia de su protagonista: el color negro y las armas de fuego, más el ícono de la calavera.  A ello va el tema musical compuesto por Taylor Bates, artista bastante ligado a las adaptaciones de cómics de los últimos años, con trabajos destacados como sus bandas sonoras para Watchmen y las dos cintas de Guardianes de la Galaxia; el que además se encargó del resto del acompañamiento musical de esta serie y quien creó un tema de reminiscencia del spaguetti western para los créditos de apertura, que sin dudas hacen referencia  a los constantes duelos con armas de fuego que aquí aparecen (siendo el primer músico con varias destacadas partituras hollywoodenses a su haber, llamado por Netflix para sus versiones de la Casa de las Ideas).
       Algunos de los demás personajes que aparecen en esta potente primera temporada, que por supuesto termina con la promesa de que lo mejor aún está por venir, corresponden a:

David Lieberman / Micro: Genio de las computadoras y de las telecomunicaciones, es un hombre que como Frank tuvo que simular su muerte tras caer en las mismas redes de los villanos y a los que luego se vuelve a enfrentar, una vez convertido en el primer aliado del Castigador.  En esta versión es un hombre de familia con dos hijos y una preciosa (y sexy) esposa, a los que tuvo que renunciar para llevar a cabo su venganza, camino que comparte con Castle.  Micro es un personaje destacado en los antiguos cómics del vigilante, llevando largo tiempo como socios, hasta que lamentablemente la relación entre los dos se reciente separándolos por completo (a ver si más adelante se atreven a representar su ruptura en alguna futura temporada, si bien sería triste, por cómo lograron detallar la amistad entre ambos hombres).
Billy Russo: El mejor amigo de Frank durante su etapa en la milicia, es un hombre guapo que en la actualidad es el exitoso dueño de un cuerpo militar privado.  Se entera de que Castle está vivo no de inmediato y le ofrece trabajar para él.  Bajo la fachada de hombre amable, se esconde la de un sujeto con varios esqueletos en el armario, quien en el transcurso de la temporada da varias desagradables sorpresas.  Tal como Micro, tiene su origen en los cómics clásicos del Castigador, si bien su desarrollo en las viñetas lo aleja bastante del otro.
Curtis Hoyle: Otro viejo compañero de Frank de los tiempos en Afganistán, pero cuya vida en la actualidad ha tomado un camino por completo diferente al de Russo y Castle, ya que ha optado por trabajar junto a otros veteranos ayudándolos a superar sus cicatrices emocionales y espirituales, tras tanta violencia en el frente.  Este sujeto que perdió una pierna en batalla, es en quien más confía entre sus amigos el protagonista.  En los cómics del Castigador hay alguien que se llama como él, pero su caracterización en para nada se parece a la que este Curtis posee en la serie.
William Rawlins: También salido de los cómics del Castigador, es acá uno de los principales villanos contra quien debe luchar Frank.  Se trata de un individuo que acostumbra abusar de su poder en la posición en la que se encuentra, sin importarle a quienes pasa a llevar para conseguir beneficios personales.  Tiene rencillas personales con Castle, desde la misma época de ambos trabajando para las fuerzas armadas de USA; de modo que cuando los caminos de ambos se vuelven a cruzar, la confrontación entre ambos no puede ser más personal.
Dinah Madani: Idealista joven agente del Departamento de Seguridad de USA de origen árabe, quien se cruza en el camino del Castigador, al que primero ve como un criminal peligroso al que debe capturar; no obstante, todo se complica cuando se da cuenta de que el verdadero enemigo es otro, aliado más encima con gente de la misma calaña.  De este modo termina por unirse a Frank en su misión de atrapar a los mismos criminales.
Sam Stein: Compañero de Madani, por quien siente una atracción no correspondida, si bien al final el respeto y la amistad mutua es mayor a su decepción.  Tan valiente como la dama, aunque no tan ágil como ella, le otorga a la trama una buena cuota de dramatismo.  Destacable es, además, que un personaje judío como este tenga un lazo fraterno tan estrecho con alguien como Dinah, de modo que se resalte sin caer en panfletismos como los de Spider-Man: Regreso a Casa, que gente de distintas culturas (y más encima 2 tan opuestas como las que ambos pertenecen) pueden llevarse bien sin problemas algunos.



                                                         La genial intro de este programa.

5 comentarios:

  1. Saludos Elwin, aquí murinus2009.

    The Punisher ,El Castigador, El Vengador , así lo he visto nombrar a lo largo de los años es un personaje muy apreciado por mi, explico la historia.

    Vengo de la Barbarie, con lo que desde que tengo memoria siempre he escuchado historias sobre injusticias, crímenes y abusos de poder impunes, así como la idea de que: solo uno, puede cuidar de uno mismo, policía y gobierno nunca estarán para auxiliarte cuando lo requieras.

    Tras escuchar muchas de esas historias toda mi (corta entonces) vida, -historias que siguen, este 2017, dos psicopatas, criminales violentos, con 30 años de carrera ,fueron eliminados, no por policías, sino por gente común (uno de 78 años) defendiéndose legítimamente-.
    Decía, allá por los 80s. decidí inventar un personaje, lo puse en un universo, que era una derivación de una derivación, (spin off de spin off) de una serie llamada en México: Profesión Peligro, Fall Guy, en ingles, hice algo que llaman un fanflic o algo así.

    Ademas parte de la inspiración vino también de las cintas de, El Vengador Anónimo, con Charles Bronson.

    El personaje tenia las siguientes características:
    -Era ex militar, con entrenamiento en Inteligencia y Guerrilla.
    -Casi lo matan por estar en un lugar y momento equivocados y pierde todo lo que tiene.
    -Decide vengarse de los que lo querían matar y posteriormente dedicar su vida a cazar criminales.
    -Se busca un ayudante que le consigue lo necesario para su Cacería: armas vehículos, información.
    -Usa una Armadura que le permite sobrevivir a los ataques de sus presas.
    -Uno de sus emblemas es una Calavera.

    Con esos antecedentes al ver por primera vez un Comic de, The Punisher, Elwin, sentí como si me hubieran echado una cubetada de agua helada o como si me hubiera atropellado un autobús, ese era casi mi personaje, por supuesto, me hice seguidor de Frank Castle y sus aventuras.

    Reconozco que no coleccione mucho, ademas, regale parte de mi colección a un maestro.

    De esta serie de Netflix, lo que no me gusta mucho es que el actor elegido fuera, John Bernthal, me parece un actor; emotivo, melodramático y escandaloso, al menos lo que he visto de el, Frank Castle, es brutal y despiadado, si, pero también es inteligente, metódico, astuto, contenido, tiene que serlo, si hace escandalo, sus enemigos lo ven venir y lo eliminan.

    Creo que la versión ideal de Castle seria una mezcla entre las habilidades de combate de Dolph Lundgren (en verdad las tiene, fue guardaespaldas y campeón de Kyokushin) y la astucia Mostrada por Thomas Jane, en su versión.

    Aun asi he escuchado que Bernthal hace un buen trabajo, lo que me da ganas de ver esta serie, también algo escuche, que en alguna partes la serie se hace un poco tediosa.

    De los personajes que mencionas solo ubico a
    -Micro.
    El resto no los ubico ,lo que me dice que no soy tan seguidor de este personaje.

    Definitivamente es un personaje polémico, creo que igual que Ozymandias de Watchmen y la organización, Sea Shepard, en el mundo real (hunden barcos balleneros) entra en aquello de:
    Si peleas contra el Demonio con las armas del Demonio aunque ganes, al final, tu victoria le pertenece al Demonio.

    Grn Reseña, Elwin, ahora a conseguir la serie verla y esperar la temporada 2, que se, ya se prepara.

    Por cierto ¡feliz navidad! Elwin, para ti y los tuyos, si ya no publicas antes de los 24 y 25 próximos, hasta pronto.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amigo Murinus:
      Me alegra saber que a alguien le interesó este post, que ya ni me escriben mis lectores, así que cada comentario (en especial los tuyos) lo recibo con tremenda alegría.
      Qué interesante lo que me cuentas, que se tanta coincidencia entre el personaje que inventaste y el Castigador es como para ponerse a pensar que tal vez en algún momento algo supiste de él, lo olvidaste y sin embargo se te quedó en el inconsciente...¿Podría ser?
      Por otro lado, a mí luego de ver esta gran serie me dieron ganas de tener y leer más cómics suyos.

      Eliminar
  2. Saludos Elwin, aquí murinus2009 otra vez.

    Tu pregunta sobre si se me quedo en el inconsciente algo de The Punisher es buena, en aquellos 80s. había pocos,comics, recuerdo los del Hombre Araña, publicados por una editorial ya extinta:Novaro y los de La Espada salvaje de Conan el Bárbaro, que hasta anunciaban en tv. quizá había Superman y Batman, no mucho mas, aunque al ser un recuerdo, probablemente inconsciente, quien sabe.
    También me recordó algo mas que me inspiro igualmente.

    En Mexico fueron populares en los 80s muchos comics en formato tradicional y en formato mas pequeño, de 100 hojas y que cabe en la bolsa de los jeans, llamados aquí; cuentos.

    Uno de esos personajes de comics también parecia un clon de, El Castigador, se llamaba:
    Especial de la Bestia, la Bestia era el protagonista se veía casi igual a Punisher con gabardina, físico poderoso, rostro fiero y siempre armado, este no usaba ninguna calavera.
    Trataba de lo mismo: un tipo que casi matan, (le queda quemado el rostro pero usa una mascarilla para cubrir el daño) y decide vengarse, en sus aventuras siempre mataba a algún delincuente violento o a mafiosos de peligro.
    Al parecer quedo en el olvido, pero existio en un universo de otro mas exitoso, llamado:
    -El Pantera.
    Que llego a tener serie de tv. hace unos 10 años.
    Con el Pantera La Bestia, llego a tener aventuras en conjunto, crossover.

    Hasta pronto, si no surge algo mas.

    ResponderEliminar
  3. Punisher siempre ha sido un personaje controvertido y más en estos tiempos que todo debe ser políticamente correcto, yo soy de la idea de que debe de existir ese recurso cuando ya se está más allá de la redención.

    Referente a la serie, tendré que hecharle un ojo, en estos momentos estoy viendo la de Grimm, pero en cuanto pueda la veré.

    Mi primer contacto directo con el personaje fue un videojuego allá en aquellos días en que iba a las maquinitas, y en unas tarjetas de personajes de marvel que fueron muy exitosas acá en México llamadas pepsi cards, ya que esta compañía de refrescos las trajo.

    Después ya pude leer alguna que otra aparición suya en el cómic. Por cierto, hablando de cómics, muy buenas menciones la que hace Murinus de cómics mexicanos.

    Saludos y feliz año nuevo a todos.

    Gracias Elwin por otra entrada muy trabajada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recién ahora te puedo contestar, querido amigo, que he estado bien ocupado (aunque bastante bien, gracias a Dios).
      En cuanto al Castigador, vaya que tremendo personaje es. Ya que igualmente te atrae harto, debes ver esta gran serie apenas puedas.
      Gracias como siempre por pasarte por acá y tus buenos deseos. También espero para ti y los tuyos un gran 2018.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...